Pesca de Mercurio: Bajo su Propio Riesgo


A mucha gente le encanta pescar en su tiempo libre; pero pescar a menudo se ha convertido en una actividad peligrosa.

El peligro viene porque hay lagos cerca de zonas urbanas que contienen mercurio. El mercurio es una sustancia tóxica que, a cierta dosis, puede ser dañante a los adultos y sobre todo a las mujeres embarazadas y a los niños. El mercurio viene de los desperdicios de las plantas que queman carbón, minas y otros sitios. Estos desperdicios se pueden encontrar en los lagos y ríos y entonces, en los pescados también. Por eso se recomienda que la gente limite su consumo de pescados que vienen de lagos cerca de las zonas urbanas. Lo peor es que mucha gente depende de los pescados que vienen de los lagos para su consumo y no saben los riesgos.

La mayoría de los pescadores son inmigrantes o gente que viene de familia de bajo recursos. Los pescadores mayormente no tienen “ni idea de que haya ninguna clase de contaminación en el pescado” observa Justin Overton, director ejecutivo del grupo ecologista Coosa Riverkeeper. Esta brecha de comunicación entre los pescadores y la Agencia de Protección Medioambiental resulta de una discordancia del transmito de información: la mayoría de los estados suben esta información crucial solo en sus sitios web y no lo reparten a través de las redes sociales o pancartas en zonas de pesca.

La gente que no recibe este aviso y consume demasiado de los pescados urbanos, puede desarrollar enfermedades dañantes. Por ejemplo, pueden devastar el desarrollo neurológico en fetos y en niños. Adultos también pueden sufrir a largo plazo pérdida de visión y pueden tener dificultad para caminar.

Es importante que la gente entienda el efecto del ambiente, especialmente el mercurio, a su salud. La mejor manera para prevenir enfermedades es anunciar en las noticias y por otros medios de comunicación para que la gente se entere. Hasta entonces, ¡pesquen con cuidado!

[Fuente: The Associated Press]

Name
Location
Email
Comment