California, Texas y muchos otros estados antes le pertenecían a México

¿Cómo fue que México los perdió?

¡Imagina el territorio mexicano extendiéndose sobre California, Texas y mucho más! ¿Imposible? No. Antes todo eso le pertenecía a México.

Desde que México ganó su independencia, los Estados Unidos han intentad conseguir más territorio. Las invasiones empezaron con un joven emigrante, Stephen Austin. Austin emigró junto con cientos de colonos norteamericanos a Texas en 1821. Cuando falleció su padre, Austin se convirtió en el jefe de este grupo y actuó como intermediario entre los colonos y el gobierno mexicano. Entre 1824 y 1828, Austin consiguió terreno para más de mil familias estadounidenses. En 1835 el gobierno de México lo encarceló por ayudar a los estadounidenses a establecerse en territorio mexicano. Cuando fue liberado, regresó a Texas a encabezar la rebelión de los colonos contra el gobierno de México.

Sin embargo la rebelión de Austin fue solo uno de los problemas que tenía México. En 1822, Joel R. Pionsett, un rico diplomático, unificó y guió a los federalistas mexicanos, inspirándolos a rebelarse. En 1829, Pionsett ofreció comprar la provincia de Texas ¡por cinco millones de dólares! Fue expulsado del país el mismo año. Siete años más tarde, el estado de Texas se rebeló contra el gobierno de México. Ese mismo año firmaron el Tratado de Velasco que reconoció la independencia de Texas.

Después de la unión de Texas con los Estados Unidos en 1845, el presidente sustituto de la República de México, José Juaquín de Herrera, inició conversaciones para evitar una guerra contra los Estados Unidos. Pero un año después, la guerra entre los dos países empezó cuando los estadounidenses hicieron frente en la batalla de La Angostura. Los estadounidenses lucharon junto al General Zachary Taylor con la misión de invadir California, Veracruz, el D.F y mucho más. Entre 1847 y 1848, Pedro María Anaya ocupó la presidencia por dos periodos difíciles, pero en 1848 México perdió la guerra por falta de organización que debilitó sus fuerzas.

Ese mismo año México firmó el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, perdiendo la mitad norte de su territorio a los Estados Unidos. La derrota de la guerra trajo a México una nueva conciencia nacional, basada en el deseo de no repetir el pasado.

[Fuentes: Secretaría De Educación Pública; Secretaría De La Defensa Nacional]

Name
Location
Email
Comment